sábado, 23 de junio de 2007

Artículo de El Mundo sobre la directiva del Real Madrid

LOS 'CAPELLISTAS' QUIEREN VOTAR

Calderon ya se ha decidido por Schuster, pero un sector de su junta es partidario del italiano y pedirá una votacion el proximo lunes.
Carlos e. Carbajosa / Jesús Alcaide


MADRID.- Bernd Schuster firmó un precontrato con el Real Madrid el pasado mes de marzo y, salvo que un terremoto destroce el Bernabéu, será el próximo entrenador del equipo blanco porque así lo tiene decidido el presidente, Ramón Calderón. Sin embargo, el desenlace de este asunto será accidentado. Un sector de la directiva madridista no está de acuerdo con la idea de prescindir del técnico que ha devuelto al equipo a la senda de los títulos, aunque lo haya hecho lejos de la vía estética que reclama la historia del club.

Estos directivos quieren que en la reunión de la junta del próximo lunes haya votación a mano alzada y se pueda conocer quién apoya la decisión presidencial y quién se decanta por la continuidad, remota por cierto, del italiano. Este sector, no minoritario, está convencido de que no tiene sentido prescindir del entrenador con el que se ha vuelto a ganar la Liga, pese a que el fútbol del equipo fue manifiestamente mejorable.

Los argumentos en la reunión del lunes serán numerosos y no se centrarán sólo en el sorprendente éxito final de la experiencia con Capello. También se recordará que el núcleo duro de la plantilla está a favor de la continuidad del italiano. Las declaraciones de jugadores como Raúl, Guti, Casillas o Van Nistelrooy fueron siempre dirigidas a solicitar la contininuidad de una línea de trabajo. Apostaron por mantener la calma, no provocar seísmos y seguir adelante con el proyecto que está a punto de darse por finiquitado. «Deberíamos hacer caso a los jugadores, que saben de esto y han acabado por acoplarse a la idea de Capello», comentó uno de los directivos consultados por EL MUNDO: «El equipo no ha jugado bien, pero con un segundo año por delante, seguro que Fabio completaría su obra y el grupo quedaría mejor armado. No se puede estar cambiando cada temporada y menos tras haber ganado una Liga».

Hay más. Pedja Mijatovic, que sigue siendo director deportivo del club blanco, presentará un informe en el que elogiará la labor de Fabio Capello y su equipo de colaboradores y recomendará su continuidad.

El recuerdo de lo ocurrido en 2003 también pesa en las mentes de los directivos que piden romper lo que parece ya una realidad y mantener al defenestrado Capello. Florentino Pérez prescindió de Vicente del Bosque horas después de conquistar el título de Liga y el equipo entró posteriormente en una dinámica de cambio de entrenadores que no condujo al éxito. Eso sí, Del Bosque ya acababa su contrato. Y la cuestión monetaria es la última que aportarán los capellistas. Habrá que abonar al técnico italiano, como mínimo seis millones de euros de una temporada pendiente. Y Capello va a pedir la tercera, otros seis millones. A Schuster habrá que pagarle su cuantiosa ficha y el Getafe ya ha pedido un millón de euros para acceder a la rescisión.

Pese a esta clara oposición, Calderón trabaja con la opción de Schuster, quien ya le ha remitido un informe con las necesidades del equipo, posibles fichajes y bajas y hasta la planificación de la pretemporada. El lunes será el día clave.

En el capítulo de refuerzos, el nombre de Saviola comienza a perder peso. Hay un preacuerdo firmado con el argentino, pero éste ha recibido otras ofertas, como la de la Juventus. Y no hay unanimidad en el club blanco sobre la conveniencia de este fichaje. Soldado volverá y, si la llegada de Saviola no se consuma, aparece en la recámara el ariete del Ajax Huntelaar, de 22 años.